Nuevo siglo, nuevos aires, nuevos retos

david-blanco

David Blanco

Con el reconocimiento a principios de siglo por la Empresa de Música Adolfo Guzmán de algunas bandas de rock como profesionales, comenzó un lento proceso en que los grupos comenzaron a acceder a los estudios de grabaciones.

Así, bandas de metal duro como Agonizer o Hipnosis pudieron grabar sus discos de forma profesional. Mucho más importante,  los grupos de rock podían recibir un salario por sus presentaciones.

Honor a quien honor merece, hay que destacar el accionar desde el 2003 del programa televisivo Cuerda Viva, importante en la difusión en todo el país del rock, el rap, la trova y la música alternativa. Pero en el reconocimiento del rock cubano mucho tuvo que ver por el accionar de la Asociación Hermanos Sainz (AHS).

Gracias a ella se crea la Agencia Cubana de Rock, que finalmente logra aglutinar y registrar a los miembros nuevos y viejos del rock cubano.

Esta organización radica en la sala de conciertos definitiva para las bandas rockeras cubanas: el Maxim Rock, ubicado en Bruzón 62 esq a Ayestarán, en la barriada del Cerro pero muy próximo al Vedado.

El rock cubano se abre a la escena internacional

A causa del aislamiento provocado por el bloqueo estadounidense, así como por las dificultades económicas, Cuba es un destino desconocido para las agrupaciones foráneas. Por suerte, a partir de la primera edición del festival Cubadisco del 2000, ese aislamiento comenzó a romperse. El primer visitante fue el grupo alemán Die Toten Hosen.

A mediados de los 2000 Cuba fue visitada por la banda estadounidense Audioslave, la que ofreció uno de los conciertos más grandes que se recuerde en la Tribuna Antimperialista. Menos de cinco años después de este concierto, La Habana fue visitada por la más emblemática de las bandas latinoamericanas: Sepultura.

Además de estos iconos de la escena rockera mundial, otras bandas extranjeras visitan Cuba. En los festivales Caimán Rock y Brutal Fest se han hecho habituales agrupaciones europeas. La presencia de grupos foráneos muestra el aumento del conocimiento del escenario del rock cubano fuera del archipiélago.

En el 2015 el grupo The Dead Daisies ofreció dos presentaciones en vivo en La Habana, una en el Maxim Rock junto a Ánima Mundi (tal vez la única banda cubana de rock sinfónico, de gran reputación en Europa) y otro en los Jardines del Salón Rosado de la Tropical junto al grupo de David Blanco. Fue realmente todo un suceso la visita de miembros de célebres bandas como Whitesnake, The Rolling Stones o Guns n’ Roses.

Actualidad y futuro del Rock Cubano

La cantidad de espacios dedicados al rock es mucho mayor que 15 años atrás. La agencia Artex ha incorporado espacios dedicados a los amantes de sonidos más “distorsionados”. Además del Maxim Rock, especial mención merecen la Casa de la Música de Miramar, peña habitual de los Kents, o el bar El Submarino Amarillo, junto al Parque John Lennon en el Vedado, donde se presentan agrupaciones que hacen covers de éxitos intemporales del género.

A pesar de los pasos avanzados en los últimos 25 años al rock cubano todavía afrenta numerosos obstáculos. Entre ellos se tiene que destacar el logro de un sonido propio, pues aún es común encontrar bandas que tratan de calcar modelos ya establecidos.

Sin embargo, el mayor reto es abrirse camino dentro de la industria musical cubana, para que definitivamente deje de ser un género marginado.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Phone: +53 7 878 15 86
Calz de Ayestarán between Santa Ana and Ave. Independencia. (Paradero #124).
Havana, Cuba