Conocido como “El Bárbaro del Ritmo”, Benny Moré es una de las estrellas más brillantes de la música popular en Cuba. Conocido por su talento innato, este genial músico y compositor de a pie, resplandeció en todos los géneros. Temas como Bonito y Sabroso y ¡Oh, Bárbara!, lo han convertido en un ícono inolvidable de la cultura de su país.

Nacimiento y primeros pasos

benny-more

Benny More

Bartolomé Maximiliano Moré Gutiérrez nace el 24 de agosto de 1919, en el municipio cienfueguero de Santa Isabel de las Lajas.

De pequeño aprende a tocar el insundi y los tambores de yuca, a bailar al ritmo de las invocaciones orishas y a interpretar el son, la rumba y la guaracha. Su sobrada pasión por la música y el canto lo llevan a crear sus propios boleros, sones y tonadas campesinas.

A inicios de los años 40, ya se le puede ver cantando en bares, cafés, restaurantes y hoteles de la capital. Consigue su primer trabajo estable cantando con el septeto de Lázaro Cordero, en la Emisora CMZ.

No mucho después, debuta en la emisora 1010 con el septeto Cauto, de Moso Borgellá. Pero es con el Conjunto Matamoros, que Benny Moré comienza su carrera como cantante profesional.

Una carrera brillante

Con este grupo graba sus primeros discos, entre los que se encuentran Buenos hermanitos, La cazuelita, Me la llevé y La reina de mi bohío. En 1945, el conjunto viaja a México. Se presenta en teatros, salones de bailes, cabarets de la talla de Río Rosa y Montparnasse, e importantes emisoras de radio.

Cuando el conjunto regresa a Cuba, decide quedarse y adopta el nombre artístico de Benny Moré. Su éxito posterior es inmenso. Graba varios discos para la multinacional RCA Víctor, con las orquestas de Mariano Mercerón, Arturo Núñez y Rafael de Paz.

Con la Orquesta de Dámaso Pérez Prado, graba álbumes tan conocidos como Bonito y Sabroso, Mucho corazón, Pachito e’che y Ensalada de mambo. Para fines de los 40′, la voz de Benny Moré es aclamada en Brasil, Colombia, Haití, Panamá, Puerto Rico y Venezuela. Además, se le contrata para varios filmes como Ventarrón, Quinto Patio, Carita de cielo, Fuego en la carne y El derecho de nacer.

Últimos años

Los años 50′ lo ven regresar a Cuba para alcanzar la fama nacional con temas como ¡Oh, Bárbara!, que le vale el perdurable título de “El Bárbaro del Ritmo”. Una voz única y un dominio perfecto de la armonía y las formas musicales, le permiten evocar todo tipo de emociones en las personas.

Tanto lo llega a admirar el pueblo, que las aceras y los jardines del Capitolio Nacional se desbordan cada vez que canta en el conocido Centro Gallego. En 1953 debuta con su primera Banda Gigante, compuesta por algunos de los mejores instrumentistas del país. La nueva orquesta se hace conocer de inmediato en toda Cuba, y sus discos no tardan en alcanzar otros países como Santo Domingo, Haití y Venezuela.

Entre 1957 y 1958 se presenta en las ciudades estadounidenses de Los Ángeles y Nueva York. Aunque a partir de este último año su salud se ve deteriorada por una cirrosis hepática, su actividad musical en la Isla sigue siendo intensa. Hasta el final de su vida, Benny Moré sigue deleitando al público en afamados hoteles, teatros y cabarets. El gran Benny Moré muere en su patria, el 19 de febrero de 1963.

Si quieres conocer más sobre música cubana, no olvides suscribirte a nuestro portal. Y, por favor, ayúdanos a promover la buena música compartiendo este artículo en tus redes sociales y dejándonos un comentario.

* En Cuba, “bárbaro” es sinónimo de bueno, grandioso o único.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Phone: +53 7 878 15 86
Calz de Ayestarán between Santa Ana and Ave. Independencia. (Paradero #124).
Havana, Cuba