Originario de África, el shekere es un instrumento de percusión consistente en una calabaza seca y hueca, a la que se cubre con una red con cuentas (piedras, caracoles, etc.). Es utilizado en rituales religiosos, pero también en la música popular bailable y el jazz cubano.

shekere

Shekere

Este instrumento llega a Cuba a través de los esclavos africanos traídos a la fuerza a la tierra cubana. Por supuesto, ellos tuvieron que volver a elaborarlo, utilizando los materiales que existían en nuestro país… por lo que el shekere cubano es ligeramente diferente al africano.

A través de muchos años de transmisión oral del arte de su fabricación, y la forma de tocarlo, también se contagió con los ritmos de la mayor de las Antillas.

Los sones del shekere

Este instrumento musical tiene diversos nombres (lilolo, chequere, shekerere o axatse, entre otros). Para tocarlo se manipula moviéndolo y agitándolo para que sus cuentas golpeen la superficie como una maraca. También se golpea en el sector inferior con la mano abierta, para imitar la musicalidad del bombo.

Un buen shekere debe tener los abalorios relativamente sueltos, para lograr un sonido más fuerte y completo. Entre los materiales utilizados en las cuentas están las perlas (bolas pequeñas), con un sonido suave especial para un ritmo moderado, las bolas grandes y las conchas que producen más fuerte, perfecto para acompañar a instrumentos de tonos altos.

Cómo se fabrica el shekere

Originalmente el shekere se hacía dejando secar la calabaza por varios meses. Una vez seca se le quitaba las semillas y la pulpa, se limpiaba y posteriormente se le agregaban los abalorios y se pintaba.

En Cuba aún se fabrican los instrumentos destinados a los ritos religiosos de esta forma, con semillas duras y grandes como las del guayruru y el palo jabón, que logra un sonido seco y de fuerte intensidad.

Actualmente la industria musical fábrica shekeres de diversos materiales: cuerpos de plástico, metal e incluso fibra de vidrio; cuentas de perlas, bolas o conchas entre muchos otros. La forma también ha variado en función de la comodidad del artista, a algunos se les ha agregado mango o cambiado la textura para lograr una firme sujeción.

Variedades de shekere

Existen tres tipos de shekere.

  • Los tradicionales se caracterizan por tener una cabeza redondeada con un asa. Producen un sonido crujiente de mayor tono que el resto de las formas de shekere.
  • Los De Toca, estos poseen una cabeza de forma ovalada y unas extensas asas curvadas. Pesan la mitad de los tradicionales.
  • Los de Tubo son cilíndricos y largos, su diseño facilita movimientos más rápidos para seguir ritmos acelerados.

Tocando el shekere en Cuba

En Cuba tenemos una particular manera de tocar el shekere, el llamado “toque de güiro”. El mismo estilo de toque se utiliza con otros instrumentos afrocubanos y se ejecuta con un trío que se divide en caja, segundo y salidor, siendo respectivamente mayor, medio y pequeño.

Sacudiéndolo de varias maneras, al hacer que las semillas choquen contra la calabaza y al golpear la parte inferior del instrumento con la palma de la mano se obtiene un sonido que no se parece al del resto del mundo.

Irakere fue uno de los grupos pioneros en universalizar este instrumento.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Phone: +53 7 878 15 86
Calz de Ayestarán between Santa Ana and Ave. Independencia. (Paradero #124).
Havana, Cuba