Eliades Ochoa, ese guajiro de son montuno y sombrero vaquero, es una de las estrellas indiscutibles de la música tradicional cubana que ha brillado en todos los escenarios internacionales.