La orquesta «La Típica» de la Escuela Nacional de Arte (ENA), concentró a los músicos de mayor calidad de su época.