Federico Alejo Arístides Soto, más conocido en el ámbito musical como Tata Güines, fue un verdadero virtuoso de la percusión cubana que sentó cátedra y estilo.