Raúl Paz, conocido como el cubano-francés, aprendió a cantar escuchando guajira y música country hecha en Cuba.