Ubicado en la concurrida calle 23, entre O y N, Vedado, La Zorra y el Cuervo es uno de los clubs de jazz más famoso de Cuba.

Sin apenas competencia en las noches habaneras. Este recinto abre sus puertas cada vez que se pone el sol a los amantes de uno de los géneros más populares en el mundo: el jazz.

A la entrada de este club ya nos hacemos idea de la razón por la que se ha convertido en uno de los lugares cúspides de la vida nocturna de La Habana. Una enorme cabina telefónica, a semejanza de las londinenses, nos abre las puertas de La Zorra y el Cuervo. Ella nos deslumbra con un ambiente oscuro e intimista propicio para dejarnos perder en la melodía de las cuerdas de un bajo o el claro sonido de una trompeta.

Un espacio para retroceder en el tiempo

la-zorra-y-el-cuervo

La Zorra y el Cuervo

Con capacidad para hasta cien personas, en este reconocido club hay lugar de sobra para lo mejor de la música cubana del momento. Desde nuestra movida timba, hasta el cubanísimo son y la salsa, La Zorra y el Cuervo nos sorprende con un variado repertorio musical que no defrauda ni al más exigente oyente. Su principal atractivo es, por supuesto, las noches de jazz que atraen a un público amante de este singular género que se hace cada vez más numeroso.

Con el adecuado ambiente que le propicia estar ubicado en un sótano habanero, este club de jazz recibe a músicos y agrupaciones de la talla de Emilio Martínez y Saxofilia, Yasek Manzano o Síntesis. Las usuales presentaciones en vivo nos demuestran cómo este género llegó a convertirse en el fenómeno mundial que es hoy. Las descargas diarias y las nunca olvidadas improvisaciones que tanto caracterizan al jazz hacen que cada segundo pasado en este formidable recinto se haga inolvidable.

Si de fábulas se trata

A pesar de lo que nos enseña Esopo en su fábula, los halagos que se puedan hacer a La Zorra y el Cuervo no están vacíos de sentido. Es, sin dudas, el lugar a recomendar a todo aquel que quiera pasar una noche inolvidable en contacto con los más prodigiosos músicos de la isla.

El heterogéneo público que visita el club incluye a jóvenes amantes de la música de todo el mundo, un ejemplo de la capacidad de un género de atraer a diferentes generaciones. Con la fría sensación de uno de los mejores cocteles de La Habana en tus manos, sentarse en La Zorra y el Cuervo es, para muchos, un privilegio que con gusto repetirían.

Este club de jazz es una presencia que no pasa desapercibida para ningún transeúnte de la concurrida calle 23. Es un lugar donde es posible, si prestas la suficiente atención, escuchar la ronca voz Louis Armstrong y el afinado piano de Duke Ellington.

[nz_youtube id=”_RqwfNLlvBo”]

¿Conoces ya La Zorra y el Cuervo? Pues comparte este artículo con tus amigos de las redes sociales para que, cuando pasen por la Habana, no dejen de conocer este exquisito club. Y si haz encontrado allí el amor, la amistad, la nostalgia o simplemente la buena música, cuéntanos tu experiencia en un comentario.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Phone: +53 7 878 15 86
Calz de Ayestarán between Santa Ana and Ave. Independencia. (Paradero #124).
Havana, Cuba