Juan Pablo Torres es una de esas figuras de la música cubana que demuestran el virtuosismo de los músicos nacidos en esta isla.

En su caso, se inclinó hacia la familia de metales de viento, de la cual han surgido valores como Arturo Sandoval en la trompeta. Pero si hablamos de trombón, Juan Pablo Torres es sin dudarlo el rey. Nadie como él supo arrancarle tan bellas notas. Y, por si fuese poco, también destacó como magistral compositor.

Nacimiento y primeros estudios

juan-pablo-torres

Juan Pablo Torres

Juan Pablo Torres nació en Puerto Padre, en la actual provincia de Las Tunas, un 17 de agosto de 1946. Esta zona, revitalizada desde 1902 a 1948 por el capital estadounidense para la construcción de centrales azucareros, fue también influenciada en su cultura por la música del vecino del Norte. En particular por la formación de numerosas orquestas con formato de jazz band.

A una de ellas pertenecía el padre de Juan Pablo, quien fuera su primer maestro. También era miembro de la Banda Municipal de Puerto Padre, en la cual debutó la joven promesa a los 14 años, tocando el bombardino.

Gracias a una beca, Juan Pablo Torres accede a la Escuela Nacional de Arte, donde es tutorado por Antonio Linares. Dos años más tarde es seleccionado para la Orquesta Cubana de Música Moderna (OCMM).

Dedicado de lleno al estudio del trombón, sus dos grandes modelos a seguir fueron Generoso Jiménez, en su variante más tradicional y luego el jazzista Pucho Escalante, lo que le permitió incorporar a su música ambas vertientes.

El ascenso y la consagración

Músico, arreglista, compositor, productor discográfico y director de agrupaciones son varios atributos que destacaron a Juan Pablo Torres. En la década del 70 funda el grupo Los Caneyes, con los que ingresa a la EGREM y graba sus primeros discos. Participa además como artista invitado en discos de artistas de la talla de Noel Nicola, Elena Burke, Amaury Pérez, Elizabeth D´Gracia y Omara Portuondo.

En su disco ¡Y que viva la alegría! de 1972 invita a antiguos colegas de la OCMM, entre ellos a Chucho Valdés.

A partir de 1976 Juan Pablo Torres busca una renovación de su sonoridad y funda el conjunto Algo Nuevo. De esta época quedaron los discos Algo Nuevo, Con todos los hierros y SuperSon, aunque el conjunto tuvo una vida corta y se disolvió en 1984.

Como director de orquesta y productor musical, Juan Pablo Torres estuvo al frente del proyecto de la EGREM Estrellas del Areito y del Festival Jazz Plaza, además de realizar numerosas presentaciones en escenarios internacionales junto a grandes como Carlos Santana, Gato Barbieri y Astor Piazzola.

Docencia, trabajo y muerte

En 1989 Juan Pablo Torres toma residencia en España, donde se dedica a la enseñanza del jazz y el trombón en Zaragoza, a través de un método de su autoría. Pero su labor docente no impidió que siguiera componiendo nuevas obras y dirigir otras agrupaciones. Fue invitado a grabar con estrellas como Celia Cruz, Juanito Márquez y Rolando Laserie.

Esta etapa también fue productiva desde el punto de vista discográfico, grabando 40 años de Jazz Session (1994), Bebo rides again (1994), Trombone Man (1996), Pepper Trombone (1998) y un homenaje a su ídolo Generoso Jiménez, Generoso qué bueno toca usted (2002), que es nomidado al Grammy Latino de ese año y relanza la carrera del trombonista cienfueguero. En sus producciones gustaba de tener invitados, así que se rodeó de instrumentistas como Paquito D´Rivera, Bebo Valdés y la TropiJazz All Star.

Este grande de la música cubana muere el 17 de abril del 2005 debido a un tumor cerebral.

Si quieres conocer más sobre música cubana, no olvides suscribirte a nuestro portal. Y, por favor, ayúdanos a promover la buena música compartiendo este artículo en tus redes sociales y dejándonos un comentario.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Phone: +53 7 878 15 86
Calz de Ayestarán between Santa Ana and Ave. Independencia. (Paradero #124).
Havana, Cuba