La maraca es un instrumento formado por una esfera, por lo general de calabaza seca, rellena de semillas que le otorgan el particular sonido que presenta. Un mango de madera completa este instrumento y le confiere sostén.

La maraca era utilizada por los aborígenes en sus rituales religiosos. Aunque parece muy simple de tocar su ejecución se ha visto desarrollada con técnicas específicas que producen síncopas en su sonido y cambian los ritmos musicales en los que se ve envuelta.

En nuestro país las maracas han estado presentes en los más populares y tradicionales ritmos, entre ellos el conocido son cubano. Este género musical, mezcla de la música española y los sonidos afrocubanos, es reconocido internacionalmente y su influencia en otros géneros, como la salsa, llevó a la adopción de las maracas por este estilo musical tan popular en la actualidad.

Las agrupaciones cubanas y las maracas

Maracas

Maracas

La composición típica de una orquesta de son incluye bongó, guitarra, tres, claves, contrabajo y maracas. El conocido Sexteto Habanero marcó esta estructura que se convertiría en clásica de las agrupaciones soneras de Cuba. Aquí, Felipe Neri Cabrera sería el encargado de marcar el ritmo con las maracas.

Otra de las más conocidas agrupaciones de la isla fue el Trío Matamoros. Esta pequeña orquesta vio la luz en el oriente del país en 1925 y sus canciones llegaron a ser reconocidas en los principales escenarios mundiales. Formada por Miguel Matamoros, Rafael Cueto y Siro Rodríguez, estaba compuesta por dos guitarras y las maracas, manejadas rítmicamente por Siro quien, además, era la voz segunda de la orquesta.

El sonido melódico y tan diferente a lo típicamente popular en la época, hicieron del Trío Matamoros una de las orquestas más famosas de la isla y le ganaron un renombre internacional que perdura todavía hoy. Lágrimas negras, Las maracas de Cuba, La mujer de Antonio y Son de La Loma vienen a la mente cuando se menciona a este trío, en el que el bolero y el son se mezclan para dar vida al bolero-son, género que la agrupación concebiría y haría famoso.

Gracias a agrupaciones como estas, las maracas serían adoptadas en géneros musicales más actuales y su sonido no caería solo en la historia de orquestas del pasado.

Un souvenir que denota cubanía

Cuando se camina por las calles de la capital de Cuba no es extraño escuchar el sonido de las maracas resonando en alguna esquina habanera. Este instrumento tan típico de nuestra isla no está limitado a los músicos, sino que es utilizado por todos e, incluso, tomado como método de entretenimiento por los niños.

Cualquier orquesta, sin importar su formato, que toque ritmos cubanos se acompaña siempre de las dos maracas, símbolo ya de cubanía. Tan es así, que en ningún puesto de venta de artesanía de la isla que se respete faltan dentro de los artículos más autóctonos y musicales, casi siempre junto a su hermana de percusión menor, la clave cubana.

Para conocer más sobre instrumentos, músicos y ritmos cubanos solo tiene que ingresar a nuestro sitio web, donde encontrarás numerosos artículos relativos a la música cubana. No olvides compartir lo que encuentras en tus redes sociales.

Phone: +53 7 878 15 86
Calz de Ayestarán between Santa Ana and Ave. Independencia. (Paradero #124).
Havana, Cuba