A pesar de haber sido en 1961 cuando se crearon los instructores de arte en Cuba, no es hasta bien entrado el siglo XX que vino a conocerse más de su existencia. La masificación del arte es el objetivo fundamental de ellos y es meritorio como han sido capaces de traspasar fronteras para convertirse en un destacamento de hombres y mujeres de arte.

rumba

Instructores de Arte en Cuba

La primera cualidad es la vocación. Vocación a ser artistas, a enseñar y amar el arte en todas sus manifestaciones: ya sean la danza, la música, la pintura o el teatro. Los instructores de arte en Cuba comenzaron siendo unos 4.000 en 1961 y en la actualidad sobrepasan los 98.000.

Los cincos objetivos fundamentales que tienen los Instructores de Arte en Cuba son:

1.     El desarrollo de Talleres de Apreciación y Creación con todos los alumnos del centro escolar.

2.     La atención a grupos y unidades artísticas de aficionados.

3.     Preparación técnica-metodológica del personal docente.

4.     La labor promocional de la cultura artística en la escuela.

5.     El mejoramiento del entorno sonoro visual de la escuela.

Las principales actividades desempeñadas por los Instructores de Arte en Cuba son las siguientes:

1-      Impartir talleres de apreciación y creación en las diferentes manifestaciones del arte.

2-       Conformar unidades artísticas dónde los estudiantes con vocación artística tienen la posibilidad de desarrollar su talento.

3-      La inserción del instructor de arte en todas las comunidades para de esta manera llevar la cultura al pueblo.

4-      Inserción de los instructores de arte como Artistas aficionados en todo el movimiento cultural de la provincia.

5-      Atención a los centros penitenciarios.

6-      Espectáculos infantiles con las unidades artísticas.

7-      Atención a Círculos infantiles y Círculos de abuelos.

8-      Presentaciones del Destacamento de Vanguardia por diferentes escuelas primarias con actividades infantiles.

9-      Talleres de intercambio de experiencias a nivel de distrito, municipio, provincia y nacional.

10-    Jornadas científicas a nivel de distrito, municipio y provincia.

11-   Festivales de los instructores de arte como artistas aficionados.

12-   Encuentros con diferentes proyectos culturales.

Sin embargo, existe una relación muy estrecha que permite que los Instructores de Arte en Cuba se muestre como el máximo representante del arte y la cultura dentro de una institución educativa, y lo es el hecho de entrelazar los tres factores más importantes y determinantes de su profesión: la de educador, la de creador y la de promotor.

En el año 2004, persiste la necesidad de agruparlos en una organización. Por ello se creó la Brigada de Instructores de Arte “José Martí”. Según expresó Fidel Castro:

“Esta fuerza juvenil quedará organizada como la Brigada de Instructores de Arte “José Martí”. Funcionará en cierta medida como un movimiento juvenil y como un ejército de la cultura cuyo teatro de operaciones fundamental aunque no único, es la escuela”.

Con la llegada de los Instructores de Arte en Cuba, se consolida la escuela como institución cultural más importante de la comunidad, pues los resultados de su labor se reflejan en el seno de la familia y en toda la sociedad y el trabajo de estos profesionales se proyecta más allá de la institución escolar, dependiendo del vínculo con el resto de las instituciones culturales y sociales.

En este, su sitio web, se pueden ver las muestras de su trabajo, dentro y fuera de Cuba.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Phone: +53 7 878 15 86
Paradero #124 (Ayestarán e/ Boyeros y Santa Ana)
La Habana, Cuba