Cuba es un país reconocido por sus grandes músicos y sonoridades; también por sus escuelas de formación. Sin embargo, de tanto en tanto, surgen del pueblo figuras autodidactas que atrapan por su frescura. Al igual que el inmortal Benny Moré, Manolito Simonet se formó a sí mismo, contando con la ayuda de una familia amante del son y la música popular cubana.

Así, de aprender percusión en las aceras y calles, pasó a la guitarra, el piano, el bajo, el tres y finalmente, el violonchelo. Hoy en día es un talento deslumbrante en Cuba.

De “Maravillas de Florida” a “El Trabuco”

Manolito Simonet

Manolito Simonet

Con solo 15 años, Manolito Simonet ya era músico profesional y trabajó con agrupaciones de la talla de Lágrimas Negras, el grupo de Senén Suárez y la Orquesta Inspiración. No obstante, es con Maravillas de Florida, una charanga más tradicional al estilo de Aragón y Original de Manzanillo, que comienza a hacerse evidente su genialidad. Su influencia marca el sonido de la agrupación, sustituyendo los metales por violines, elevando así la música popular cubana de su inspiración.

Para 1993, con 32 años, funda El Trabuco, una banda que seguía el camino de la tradición bailable cubana con arreglos y temas que abarcaban el bolero, la guaracha, el chachachá, el danzón y la más reciente, la timba. Gracias a la timba consigue la aceptación y el amor del público bailador, aunque Manolito Simonet y su Trabuco admiten tener influencias de las charangas clásicas y hasta de la salsa puertorriqueña.

“El Trabuco” por el mundo

Fuera de Cuba se experimenta un inmenso cariño a este músico y su orquesta. Sentimiento probado en cada una de sus giras internacionales, las cuales incluyen países como Estados Unidos, Japón, España, Italia, Francia, Bélgica, Suecia, Holanda, Dinamarca, Noruega, México, Venezuela, Perú, Colombia y otros. Así mismo, no pocos foráneos consideran a “El Trabuco” una de las mejores bandas de música bailable cubana de todos los tiempos.

La estructura única de esta orquesta se encuentra matizada por la visión y el oído artístico de Manolito Simonet, quien supo fusionar violín, flauta, cello, trompetas, trombones, piano, bajo, conga, batería y sintetizador en un único efecto sonoro inolvidable. Para el año 2008, la banda ya contaba con 8 discos y uno de ellos, Locos por mi Habana, del año 2004, fue el álbum cubano más vendido en el mundo entero.

Fama y estrellato de Manolito Simonet

No solo ha sido el productor de cada uno de sus álbumes, sino que además ha colaborado en este aspecto con artistas como Waldo Mendoza, Lilí Martínez Griñán, Mayito Rivera, Van Van, Las Anacaonas y NG La Banda. Durante los años comprendidos entre el 2001 y el 2004, Manolito Simonet fue parte del jurado de los importantísimos Premios Grammy. Poco antes, en 1999 se alzó con el relevante Premio ASCAP por su tema “El Aguila” que estuvo interpretado por Víctor Manuel.

Andy Montañez y la orquesta Puerto RicanPower han ejecutado composiciones del director de “El Trabuco” haciendo la música popular cubana y la Timba más internacional que nunca. El trabajo de Simonet fue declarado “Mejor Orquesta Novel” en 1994, obtuvo varios Premios EGREM y Festivales Cubadisco.

Así que ya sabes: si quieres conocer más sobre música cubana, no olvides suscribirte a nuestro portal y ayúdanos a promover la buena música compartiendo este artículo en tus redes sociales.

Phone: +53 7 878 15 86
Calz de Ayestarán between Santa Ana and Ave. Independencia. (Paradero #124).
Havana, Cuba