Bailar con Los Papines es una de las experiencias musicales y danzarias más impresionantes del universo cultural cubano y del mundo. El grupo tiene una musicalidad y carisma que convierte a sus conciertos en verdaderos espectáculos inolvidables. Los Papines empezaron como cuarteto.

Por su renombrada maestría en el uso de los tambores, han sido llamados los reyes de la percusión cubana, a los que se suman sus extraordinarias cualidades vocales. Ejecutores de ritmos tan populares como la rumba, el bolero y el son, la agrupación se ha mantenido desde su creación en la cima del panorama musical cubano e internacional.

El nacimiento de un mito

los-papines

Los Papines

Fundado en 1963 por los hermanos Luis, Jesús, Alfredo y Ricardo Abreu, quien sería su director, Los Papines deben su nombre el mote de este último, a quienes todos llamaban cariñosamente Papín.

Los hermanos provienen Marianao, barrio reconocido por su tradición rumbera y musical y cuna de otro de los grandes de la rumba cubana, Chano Pozo. Los Abreu de Marianao ya habían consagrado su historia como familia dedicada a la música, con una tradición de once intérpretes, todos al servicio de la rumba.

De este linaje provienen Los Papines, agrupación que sacudió las bases del mundo musical con su entrada a los escenarios. Cuentan que cuando niños empezaron a tocar la rumba en ollas y cajas de pescado, y solo un tiempo después empezaron con las claves, las tumbadoras y los quintos. En los años 50 crean Papín y sus Rumberos, para más tarde en 1963 adoptar finalmente el inmortal nombre de Los Papines.

La carrera artística de los Papines: siempre en ascenso

El grupo comenzó tocando en los cabarets y centros nocturnos de la ciudad de la Habana, tales como el afamado Tropicana, y pronto escalaron los más importantes escenarios de Cuba y del mundo. Su repertorio se centra en la rumba, dentro de la cual desarrollan expresiones como el guaguancó, el yambú, las jiribillas y la columbia.

También interpretan ritmos como los boleros y los sones, aportándole a cada uno su sonoridad particular. Su línea musical hace que sean considerados exóticos en lugares donde la música afrocubana y en especial la rumba no son frecuentes. Sumado esto a su magistral dominio instrumental y vocal, además de su carisma artístico, les ha permitido acceder a los más disímiles e importantes escenarios mundiales, llevando con ellos la más pura cultura cubana.

Sus giras los llevan a muchísimos países entre los que se destacan Estados Unidos, Japón, Alemania, Rusia, Francia, Canadá y México. Han compartido escenarios con artistas de talla mundial como Manteca, Panchito Bejerano, Daria Nasaco, Mongo Santamaría, Tito Puentes, Oreste Vilató y Ray Barreto, entre otros.

Los Papines: una banda que se adapta a su tiempo

El grupo se mantiene activo después de más de 50 años de su fundación. El tiempo les asentó duros golpes con la muerte de Ricardo y Alfredo, sin embargo la propia familia renueva las filas de la agrupación con la entrada de Luisito y Alejandro, hijos de Luis, y Yuliet, hija de Jesús. Los tres son músicos de reconocida calidad y escuela, que han sabido incorporar a la agrupación sonoridades novedosas en la rumba, mezclándolas con jazz.

Si este artículo te ha parecido interesante, compártelo en tus redes sociales. Y si alguna vez has escuchado en vivo a Los Papines, déjanos un comentario relatándonos tu experiencia.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Phone: +53 7 878 15 86
Paradero #124 (Ayestarán e/ Boyeros y Santa Ana)
La Habana, Cuba