Si admiras los ritmos cubanos, seguramente habrás oído mencionar a Bebo Valdés. Este brillante pianista, compositor, arreglista y director de orquesta cubano, es considerado una estrella de la música popular y el jazz afrocubano.

A lo largo de su vida, compartió escenario como artistas de la talla de Benny Moré, Pío Leyva, Rita Montaner y Nat King Cole. Además, es padre del reconocido músico Chucho Valdés.

Nacimiento y primeros pasos de Bebo Valdés

bebo-valdes

Bebo Valdes

Ramón Emilio Valdés Amaro (Bebo Valdés) nace el 9 de octubre de 1918 en Quivicán, en la actual provincia de Artemisa. Estudia piano con Moraima González y recibe clases de solfeo, armonía y composición de Óscar Bofartigue.

Desde esta época ya se hacen notar sus dotes para la música y la improvisación. Debutando como artista profesional con la Orquesta de Happy D’Ulacia, trabaja durante la década del 40 con las orquestas de Julio Cueva, García Curbelo y la Orquesta Tropicana. También realiza varias grabaciones con grupos de jazz afrocubanos.

De las jam sessions al estrellato

A partir de 1948, empieza a trabajar en el cabaret Tropicana como acompañante y arreglista de Rita Montaner. Su orquesta, Sabor de Cuba, comparte los escenarios nocturnos con la de Armando Abreu. Aquí tiene la oportunidad de trabajar junto a grandes estrellas norteamericanas como Nat King Cole.

Por esta época, los músicos de este país viajan a la Isla para descargar con los jazzistas cubanos. Bebo Valdés forma parte de muchas de estas jam sessions, animadas por el percusionista Guillermo Barreto.

En 1952, da a conocer su nuevo ritmo batanga, en la emisora RHC Cadena Azul. Para ello cuenta con una banda de veinte músicos, entre ellos Benny Moré. Aunque ese mismo año viaja a México para grabar un disco con temas de batanga, el novedoso género no goza de popularidad y queda para la historia.

En 1955, graba Holiday Habana en los estudios de emisora cubana Radio Progreso y She Adores the Latin Type para el sello Decca. Este último disco incluye temas de jazz, mambo, bolero, chachachá e incluso jazz con tendencias al bepop.

En 1957 es contratado por la Peer Internationtal Music Publishers como arreglista de los cantantes Pío Leyva y Xiomara Alfaro. Su grupo cuenta con la colaboración de su hijo Chucho Valdés y otros artistas como Reinaldo Henríquez, Orlando Guerra (Cascarita), Ada Rex, y la estrella del momento: Benny Moré.

Tras muchos años… llega el éxito internacional

Bebo Valdés abandona Cuba en 1960, para establecerse en la ciudad sueca de Estocolmo. Después de casarse en el país escandinavo, se mantiene al margen de la creación artística hasta 1994, cuando Paquito D’Rivera lo invita a grabar un nuevo disco. Titulado Bebo Rides Again, este álbum recopila varios clásicos de la música, incluyendo temas originales de Bebo.

El cineasta español Fernando Trueba lo invita a participar en el documental Calle 54. A raíz de esto, Bebo Valdés se reencuentra con viejos amigos como Patato Valdés e Israel López Cachao, y con su hijo Chucho Valdés. Bebo obtiene su primer Grammy al Mejor Álbum Tropical con el disco El arte del sabor, producido por Trueba, con quien realizará 8 discos más y otro documental titulado El milagro de Candeal.

El álbum Lágrimas negras, una compilación de canciones cubanas con toques gitanos creada por el cantautor Diego el Cigala, le vale otro Grammy y 3 Discos de Platino. Antes de morir, graba el disco Bebo y Chucho Valdés: Juntos para siempre, un homenaje a los grandes éxitos de música cubana, el cual toca e interpreta en compañía de hijo. El gran artista muere en Estocolmo, el 22 de marzo de 2013.

Si quieres conocer más sobre música cubana, no olvides suscribirte a nuestro portal. Y, por favor, ayúdanos a promover la buena música compartiendo este artículo en tus redes sociales y dejándonos un comentario.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Phone: +53 7 878 15 86
Paradero #124 (Ayestarán e/ Boyeros y Santa Ana)
La Habana, Cuba