César Portillo de la Luz: estamos contigo en la distancia - Havana Music School

César Portillo de la Luz nació el 31 de octubre de 1922 en La Habana.

Sus inicios musicales fueron en un trío conformado, además, por Cheo Herrera e Ignacio Herrero, en la guitarra y el tres respectivamente. Su amistad con el sonero Enrique Vinajera lo llevó a interesarse por la guitarra, instrumento que iría aprendiendo, la mayor parte de las veces, de forma empírica.

cesar-portillo

César Portillo

César Portillo conocía toda la música que se producía en el momento. Desde el tango, la guaracha y el bolero, hasta el jazz y la música norteamericana en general. Todo esto ayudó a apreciar la importancia de la música como potenciador del texto.

Al principio, sus conocimientos se limitaban a las apreciaciones, siempre muy intuitivas, que tenía de lo que escuchaba. Lo que se convirtió, según él mismo, en una poderosa herramienta.

La obra de César Portillo de la Luz

La influencia del jazz y, en general, de la música norteamericana en la obra de César Portillo de la Luz es innegable. Artistas de la talla de Glen Miller, Duke Ellington y Stan Kenton dejaron una profunda huella en el modo de hacer musical de Portillo de la Luz.

El género denominado feeling, que buscaba transmitir a través de la música las emociones del compositor, fue creado por él junto a Ñico Rojas, Elena Burke, Aida Diestro y Rosendo Ruiz. Iniciaría, entonces, una etapa que marcaría por siempre la música cubana.

Una de las canciones insignes de César Portillo de la Luz es Contigo en la distancia, escrita en 1947: una obra maestra desde el punto de vista armónico, estilístico y compositivo, aspectos primordiales para el artista.

Esta ha sido una de sus canciones más versionadas. Intérpretes como Fernando Fernández, Andy Russell, Plácido Domingo, Luis Miguel y, entre otros, The Royal Philarmonic Orchestra de Londres, la han llevado a los escenarios mundiales en innumerables ocasiones.

En la radio, César tuvo varias apariciones. Realidad y fantasía, junto al Conjunto Casino; Canciones del Mañana y Canciones en la Tarde, en Radio Progreso. Todos estos temas lo posicionaron como compositor reconocido en la escena cubana.

Tú, mi delirio, Realidad y Fantasía o Es nuestra canción, demuestran la maestría de César Portillo de la Luz.  En ese tema, logra que el oyente se pierda, gracias a la armonía y la melodía de la canción. Gracias a los sentimientos que quiere transmitir el compositor.

Nadie me encuentre ese muerto de 1966 significa un alejamiento de los temas amorosos en las composiciones de Portillo de la Luz. Aquí se adentra en los cuentos de aparecidos campesinos, basándose en un personaje de Onelio Jorge Cardoso. En este grupo de composiciones se encuentran temas como Canción a la canción o La hora de todos.

No obstante, todas sus composiciones buscan reflejar un mundo más allá de aquel del propio artista. El contexto social y los temas que puedan interesar a sus oyentes se convierten en motor impulsor de su obra.

El 4 de mayo de 2013 fallece César Portillo de la Luz, en su Habana. Su muerte fue una dolorosa pérdida para la música cubana. Sin embargo, sus composiciones seguirán resonando en las salas de conciertos del mundo. Y serán tarareadas por las generaciones futuras que sienten, como si fuera de hoy, la fuerza que las hace sonar.

Si quieres conocer más sobre música cubana, no olvides suscribirte a nuestro portal. Y, por favor, ayúdanos a promover la buena música compartiendo este artículo en tus redes sociales y dejándonos un comentario.

Phone: +53 7 878 15 86
Paradero #124 (Ayestarán e/ Boyeros y Santa Ana)
La Habana, Cuba