Enrique Peña Valdés fue uno de los más destacados músicos de su época. Cultor del danzón, supo poner bien en alto el nombre de Puerto Padre, su tierra natal.