Una vez que se abren las primeras oportunidades a las agrupaciones rockeras, el escenario social en Cuba se enfrenta a su mayor reto: la desaparición de la Unión Soviética y el campo socialista.